¿Hacer pesas para bajar de peso?

Importancia de combinar el ejercicio cardiovascular con el entrenamiento con pesas:

Perder peso con dietas es fácil, lo difícil es sostenerlo, menos del 10% de la gente que hace dietas sostiene su pérdida de peso 1 año después de haberla terminado.

Los programas de pérdida de peso enfocados sólo en restricción caloríca sin incluir ningún tipo de ejercicio hace que el 25% de la pérdida de peso sea de músculo.

El índice metabólico depende de la cantidad de músculo por lo que la pérdida de peso baja el metabolismo.

Tener más músculo en el cuerpo provoca un aumento en el metabolismo, o sea la capacidad que tiene nuestro cuerpo de quemar calorías. Si tu metabolismo se eleva, quemarás más calorías aún estando sentado o dormido.

El peso corporal puede mantenerse más o menos estable, ya que la grasa pesa menos que el músculo, por lo que es más importante lo que refleja el espejo y la cinta métrica que lo que nos dice la báscula.

Tanto el ejercicio aeróbico como el entrenamiento con pesas queman calorías, la diferencia es la cantidad de calorías que quemas cuando no estás haciendo ejercicio.

Durante 1 hora de ejercicio aeróbico como correr, nadar, andar en bici etc. se queman 400 cal promedio y tu metabolismo queda acelerado varias horas, pero el ejercicio aeróbico no aumenta la masa muscular, por si mismo no es la mejor solución; para mantener por un periodo largo la pérdida de peso, cuando entrenas con pesas, al tener más músculo en el cuerpo, provoca mayor quema de calorías durante todo el día aún en reposo.

Podemos poner de ejemplo el cuerpo humano obeso de 2 formas distintas como el cuerpo de “pera” o“manzana”; si estos físicos hacen puro ejercicio aeróbico seguirán teniendo la misma forma de “pera” o “manzana” sólo que más pequeños. Entrenando adicionalmente con pesas tenemos la oportunidad de cambiar la forma que tiene nuestro cuerpo además de convertirlo en una máquina quema-calorías las 24 hrs.

Es importante señalar que con el entrenamiento de pesas las mujeres no aumentan su masa muscular ya que no producen testosterona. Sólo dan tono y endurecen sus músculos.

Lo ideal es combinar ejercicio aeróbico, entrenamiento con pesas y una alimentación sana, balanceada y baja en grasa.

El entrenamiento con pesas tiene muchos beneficios como mejorar la apariencia, hacer más densos los huesos (evitar osteoporosis) y aumentar el tejido muscular.

Cada persona tiene diferente capacidad de aumentar su masa muscular. Otros factores como la edad, el sexo y la genética influyen en el metabolismo y la cantidad de masa muscular. Cada libra de músculo que se añade a tu cuerpo quema 35 calorías extras al día.

La mayoría de los adultos pierden media libra de músculo al año, lo que explica la baja del metabolismo de 1 a 3% por década sobre todo despues de los 25 años. Esta pérdida de músculo  no es inevitable al paso de los años, pero es común en personas sedentarias, por lo que quemamos menos calorías al tener menos masa muscular. Ya que la mayoría de la gente no se da cuenta de esta baja en le metabolismo, sigue comiendo igual y el exceso de calorías se almacena como grasa.

La ingesta calórica no aumenta el peso
No sólo se tiene que tomar en cuenta la cantidad de las calorías, sino la calidad de las mismas; no subirá igual de peso una persona que coma 2000 calorías de pepinos que aquella que coma la misma cantidad pero de chocolates.

No son recomendables las dietas bajas en calorías, ya que acostumbras a tu cuerpo a trabajar con menos calorías y por protección el cuerpo almacena grasa. Al volver a una dieta normal el cuerpo pierde su eficiencia de quemar grasa; el cuerpo se había acostumbrado a consumir pocas calorías, así que cuando aumentamos el consumo de las mismas el resultado será un aumento de peso (rebote).

No se trata de estar a dieta un tiempo, sino de cambiar los hábitos alimenticios a una dieta balanceada y baja en grasa el resto de tu vida.

El 90% del tiempo siga una dieta sana y el 10% restante come raciones de tus comidas preferidas, no hay alimentos prohibidos lo que cuenta es la cantidad.

El ejercicio tiene muchos beneficios como aumentar la capacidad cardiovascular (condición física), aumentar la flexibilidad, aumentar la fuerza muscular y ayudar en tu vida cotidiana, te sientes con más energía y relajado, disminuye la presión sanguínea y los niveles de colesterol, fortalece tus huesos, reduce el estrés, mejora tu imagen y autoestima, mejora tu postura, reduce la grasa corporal y el sistema inmune de tu cuerpo, trabaja mejor cuando haces ejercicio regularmente.

El ejercicio regular te da mejor calidad de vida, se constante y cosecharas los resultados

BCM, BCM 31, Deporte, Moda, Salud