The Macallan Rare Cask


macaok

La mezcla de muchos sabores, olores y colores a menudo no es recomendable puesto que el resultado puede llegar a ser ambiguo. Sin embargo, el resultado también puede ser magistral, siempre y cuando se sepa lo que se está haciendo. El ejemplo de ello es The Macallan Rare Cask, tan raro que resulta fascinante.

Su historia se remonta al auge del vino de Jerez en Inglaterra en el siglo XVIII. En aquel entonces, los ingleses compraban barricas de vino de Jerez en grandes cantidades y se deshacían de ellas cuando estaban vacías, pues era muy caro pagar su transporte de vuelta a España. Los escoceses las empezaron a aprovechar para producir su spirit y, al hacerlo, descubrieron que al añejarlo dentro de ellas se lograba un sabor dulce y un aroma natural sin precedentes. Así fue como nació el whisky. Entonces, The Macallan adoptó y se especializó en este proceso realizando con mucho éxito hasta la actualidad numerosos lanzamientos procedentes de barricas de alta calidad. En esta botella se conjuntan 16 barricas de vino de Jerez diferentes, en su mayoría de primer llenado y escogidas individualmente, que añejan el whisky para dar como resultado un delicioso y sensorial paseo.

Éste comienza seduciendo a la mirada con su color caoba, al olfato con su aroma profundamente rico en canela y nuez moscada y, finalmente, al paladar con el intenso sabor del vino de Jerez, pasando a degustar notas de dulce vainilla y chocolate para finalizar con matices cítricos. Disfrútalo directo o en las rocas para que te maravilles con su complejidad o expande sus sabores añadiendo un poco de agua a tu vaso.

My choice