Bebe en casa

Por: Dra. Teresa de J. Martínez González
Médico Pediatra
tmartinez@primedic.mx

Después de salir de la maternidad y llegar a casa con un miembro de la familia nuevo es una etapa muy importante aunque en ocasiones puede generar un caos; por lo que debemos de tomar las cosas con calma y empezar la adaptación de todos.

Los primeros días el bebé puede pasar mucho tiempo dormido pero poco a poco se deben implementar los horarios, se debe ofrecer de comer cada tres horas seno materno de ambos lados, poner a repetir entre uno y otro antes de ponerlo en la cuna. Si es necesario, según lo demande el bebé, se puede complementar con alguna fórmula de leche (Nan, Sma, Enfamil, etc).

Al momento de que el bebé coma se debe hacer en un ambiente tranquilo y con la madre relajada; recordemos que al amamantar al bebé creamos un vínculo madre-hijo que es fundamental para el buen desarrollo de nuestros hijos.

El baño diario no debe faltar; se debe realizar con jabón neutro y shampoo de bebé en un ambiente cálido, se debe evitar el uso de aceites, cremas o talcos a menos que sean por indicación del pediatra. También el aseo del cordón umbilical es importante, después de secar al bebé se puede colocar una torunda con alcohol en forma de fomentos para que poco a poco se seque hasta que se desprenda.

El uso de cotonetes sólo es para aseo de los surcos o pliegues, nunca se deben introducir en ningún orificio (oídos, nariz, etc.) debido a que podemos dañar estructuras importantes del cuerpo del bebé.

Es común que el bebé pueda presentar llanto espontáneo que se puede deber a muchos factores, los más comunes son: que tenga hambre, esté mojado, que le duela algo (ej. cólicos), pero cuando el llanto se acompaña de algún otro síntoma o no cesa, será necesario acudir con su pediatra; nunca se debe automedicar a un bebé.

Cuando ya tenemos hermanitos en la casa es muy importante involucrarlos en el cuidado del bebé para que no se sientan desplazados, dentro de lo que puedan hacer claro está, como pasar los pañales, la ropita, cantarle, etc.

Es importante llevarlo a su control del niño sano que durante el primer año de vida es cada mes para detectar a tiempo alguna anormalidad o problemas del desarrollo, despejar dudas y recibir orientación sobre alimentación y vacunas.

BCM, Deporte, Especial, Moda, Salud