Arte Urbano en Monterrey

Por: Carlos Palacios
cpm@soporteuniversal.com.mx

Durante años, la capital de Nuevo León también ha sido la capital industrial de México. Sin embargo, nunca se ha conocido por ser una meca cultural. Esta creencia no podría estar más equivocada. A pesar de que la Ciudad de México siempre le ha hecho sombra a Monterrey, grandes esfuerzos se han hecho en la “Sultana del Norte” para mejorar su imagen física.

Antiguamente, cuando la gente del País pensaba en esta ciudad, la visualizaba como una urbe industrial y de gran auge económico, pero sucia, fea, terrosa y con calles llenas de baches. Desde hace ya hace más de un par de décadas, la regeneración urbana se ha arraigado en la conciencia colectiva de los regiomontanos. En relativamente poco tiempo, la estética de la ciudad ha cambiado, con proyectos como el Parque Fundidora y el Paseo Santa Lucía. Aunado a ello, se han hecho grandes esfuerzos por reforestar y arreglar camellones en la metrópoli.

Si el arte enaltece los sentidos y enriquece nuestras vidas, el arte urbano, por definición, mejora el entorno de todos los ciudadanos de una ciudad y de sus visitantes. También algunas obras se convierten en iconos y atractivos turísticos de una ciudad. Tal es el caso de Chicago, con su “Cloud Gate”, de Anish Kapoor, o, en Nueva York, la escultura de “Love” de Robert Indiana. Por su parte, Monterrey cuenta con una colección de arte de primera que ya quisieran en muchas partes del País y otros lugares del mundo. Tristemente, pocos regios las ubican por falta de difusión.

Existe un gran legado de obras, entre esculturas, murales y vitrales, que fueron creadas por muchos de los grandes maestros mexicanos, así como algunas piezas concebidas por artistas reconocidos mundialmente. Algunas de las piezas más representativas son las siguientes:

Escultura

-“Homenaje al Sol” de Rufino Tamayo: Considerada la única pieza monumental del gran artista oaxaqueño. Se encuentra en frente del Palacio Municipal de Monterrey.
-“La Paloma” de Juan Soriano: Esta enorme escultura de bronce de 6m de altura les da la bienvenida a los visitantes del Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey y puede ser vista desde la Macroplaza.
-“Caballo” de Fernando Botero: Situada en la explanada del Museo de Historia Mexicana, en la Plaza 400. Un regalo de la Cámara de la Industria Mexicana de la Construcción a la ciudad. Así, Monterrey, al igual que ciudades como Madrid, Nueva York, y Miami, cuenta con una escultura del reconocido artista colombiano.
-“La Lagartera” de Francisco Toledo: Una pieza única en su tipo del maestro Toledo. Marca el principio del Paseo Santa Lucía y es muy especial debido a sus dimensiones (24.4 x 10.4m), así como por su gran sentido del detalle y numerosas figuras de lagartos y otros animales. La escultura tiene agua corriente y lama. Se inspiró en el hogar de la infancia de Toledo, en Veracruz.
Otros autores importantes con obra en la ciudad son José Luis Cuevas, Julio Le Parc, Oscar Niemeyer, Jorge Elizondo, Luis Barragán y Mathias Goeritz, entre otros maestros destacados.

Murales

– Murales en la Catedral de Monterrey de Ángel Zárraga: Encomendados por el arzobispo de Monterrey al pintor duranguense y realizados entre 1942 y 1945, son de temática religiosa. Se encuentran en el presbiterio de la Catedral, en los muros laterales y en la bóveda. Son los únicos murales que completó Zárraga en su vida.
– “Alegoría de la Producción” de Fermín Revueltas: Este majestuoso mural, concluido en 1934, originalmente fue un encargo del Banco Nacional Hipotecario y de obras Públicas. Actualmente puede ser admirado en el Centro de las Artes, en el Parque Fundidora. Ofrece una representación del desarrollo industrial que encaja perfectamente con la vocación de la ciudad y en la imponente arqueología industrial que la alberga.
Otros artistas destacados que legaron murales a la ciudad y no podemos dejar de mencionar son Crescenciano Garza Rivera, Jorge González Camarena, Gerardo Cantú y Federico Cantú.

Vitrales

-“El Universo” de Rufino Tamayo: Se trata del único vitral que realizó el maestro Tamayo. Se encuentra en el Planetario Alfa. Es una representación del cosmos en 57m2 que hechiza al espectador. Se inauguró en 1988 para conmemorar el décimo aniversario del recinto cultural.
-Vitrales de La Preparatoria No. 3 Álvaro Obregón de Roberto Montenegro: Una joya art déco que pocos regios conocen. El título del vitral principal es “Alegoría de la Industria”. Está suspendido sobre la doble altura del vestíbulo del recinto.

Otros vitrales importantes en la ciudad son obra de Enrique Canales y Efrén Ordóñez.

Sin duda, Monterrey tiene piezas únicas que conviven con el público y lo invitan continuamente a entablar un diálogo estético. Ser trata de una colección pública que invita al amante del arte a hacer el peregrinaje a la Ciudad de las Montañas.

BCM, BCM 59, cultura, Especial