Entrevista con Manuel Lapuente

 

  1. ¿Qué cambiarías en tu “guión”?

 

Lo mejoraría. Sin duda. Con los mismos principios pero lo mejoraría, lo renovaría, es renovarse o morir; el concepto que nunca va a cambiar es el carácter, es algo que buscaría siempre y, obviamente, si es carácter y calidad, ya la hicimos.

 

  1. México campeón del mundo, ¿sí o no? Y si sí ¿cómo o cuándo?

 

Espero alcanzar a verlo. Siento que no estamos completamente unidos, no estamos lo suficientemente fuertes, sólidos para crear el volumen de jugadores que se necesitan, no hay buena crianza. Hay jugadores, hay bases, hay elementos pero no se hace un buen trabajo. Se ha hecho un buen trabajo a nivel selecciones pero no a nivel equipos, y la Federación se tendría que encargar de eso, es decir, si todos los equipos cooperaran y los más chicos, más todavía porque son ellos los que deberían proveer a los grandes, ahora los grandes son los que proveen a los chicos. El jugador que ya no le sirve al equipo grande ahora va para abajo. México debería ser uno de los principales productores de jugadores y no se ha logrado.

 

  1. Después de todo lo que has vivido, ¿volverías a la Selección?

 

Es como el “Piojo” Herrera dijo: “si la Selección me llama, voy como quiera”. Desde luego.

 

  1. Si hoy o mañana murieras y estuvieras con Dios, ¿qué le dirías?

 

Lo primero que le diría sería “¿cómo la hice como ser humano y como director técnico?”

 

  1. Si pudieras pulsar un botón rojo y pedir un único sueño, uno solo, el que fuese, ¿cuál sería?

Hay dos. Uno es en mi profesión: quiero ser campeón del mundo, de preferencia en la cancha pero como directivo también está bien, es lo que me falta; y el otro es que mi familia me reconozca como un buen hombre.

BCM, BCM 63, Entrevistas