LONDON CONSULTING GROUP

¿Qué es London Consulting Group y cuántos años de experiencia tiene?

London Consulting Group (LCG) fue fundado en 1991 en Monterrey con capital británico por Robert Mitchell y hoy tiene operaciones en 22 países de América Latina y el Caribe. Cuenta con más de 250 consultores, que son profesionales egresados de las mejores universidades, principalmente ingenieros industriales, muchos con maestrías en administración, economía y finanzas.
Nuestro modelo de negocio consiste en ayudar a nuestros clientes a “obtener más de su negocio”. Es algo sencillo, pero que requiere de una metodología robusta y comprobada.
A la fecha, London ha trabajado con más de 600 clientes en más de mil 500 proyectos. En su cartera de clientes figuran más de 20 empresas de la lista Fortune 500 mundial, además de importantes grupos industriales y firmas de México y América Latina.

Háblanos de la metodología de LCG.

Nuestra metodología consiste en tres etapas:

• Diagnóstico: identificamos y cuantificamos en tres semanas las áreas de oportunidad que existen en las empresas de nuestros clientes para incrementar los ingresos y reducir los egresos. El trabajo en estas áreas se traduce en incrementos tangibles en la rentabilidad del negocio.

• Proyecto: en 30 semanas promedio, concienciamos al personal de nuestros clientes sobre sus áreas de oportunidad, lo involucramos en el diseño del nuevo sistema de gestión con el aporte de mejores prácticas e implementamos “hombro a hombro” soluciones prácticas que generen mejoras significativas en el desempeño y que garanticen un cambio de cultura en sus conductas diarias con un enfoque total a resultados. Todos nuestros proyectos se desarrollan con tres ejes fundamentales en la metodología: implementación de soluciones, manejo del cambio y desarrollo humano.

• Continuidad: en esta etapa garantizamos que las soluciones implementadas y el logro de los beneficios económicos se mantengan a través del tiempo. Monitoreamos los resultados durante el año posterior al término del proyecto y realizamos tres auditorías de desempeño presenciales, donde identificamos desviaciones y generamos planes de acción en conjunto con nuestros clientes.

¿En qué consiste la oferta de LCG y cuál es el valor agregado que ofrece?
La oferta de LCG es la implementación de un sistema de gestión, con cuatro pilares clave de alto valor para nuestros clientes:
• Rendimiento garantizado: se garantiza por contrato un mínimo del 1 a 1 de retorno de inversión; nuestro promedio en los proyectos realizados es 5 a 1 (avalado por nuestros clientes).
• Metodología comprobada y conocimiento de la industria: hemos generado ahorros en más de mil 500 proyectos en todo tipo de industrias.
• Implementación de soluciones: todas nuestras soluciones se implementan hombro a hombro con nuestro cliente, generando resultados que se ven reflejados en sus estados financieros.
• Mejora continua: instauramos un cuarto de control y una cultura de mejora en nuestros clientes para asegurar la permanencia de los cambios implementados, así como el fortalecimiento de su sistema de gestión en todo momento.

El sistema de gestión de LCG consta de seis elementos clave y es necesario implementarlo cuando se cumplen algunas de las siguientes observaciones:

• Estrategia: cuando no está claro hacía dónde vamos y existe una falta de definición de objetivos por puesto y proceso.

• Procesos: gap en la definición y la ejecución, falta de mejores prácticas o falta de automatización.

• Estructura: falta de definición de roles y funciones, span de control y estructuras flexibles en función del volumen de trabajo (capacity plan).
• Mediciones: cuando no existen sistemas de indicadores con responsables dentro de la estructura para medir las desviaciones a los procesos, establecer planes de acción y compromisos para el cumplimiento a los objetivos.

• Compensación: el esquema de remuneración no fomenta las conductas deseadas entre el personal para alcanzar los objetivos del negocio.

• Perfiles/Personas: cuando la actitud y aptitud (competencias) del personal no son las adecuadas para soportar los cinco elementos anteriores y no existe un plan de desarrollo para disminuir estos gaps.

Es clave en nuestro sistema de gestión crear una cultura de trabajo con enfoque en resultados en toda la empresa. Desde las primeras etapas del proyecto definimos, comunicamos, acordamos e implementamos los indicadores estratégicos, tácticos y operativos que deben gestionar cada uno de los niveles jerárquicos de la empresa.

En posiciones clave implementamos un sistema de remuneración variable, que incentive el cumplimiento de los objetivos, la eficiencia y la rentabilidad de la compañía.

Una vez generado este sistema gerencial de indicadores, el reto más importante es enseñar al personal de nuestros clientes a analizar a profundidad estos indicadores, entendiendo las causas raíz de las desviaciones y sobre todo a diseñar, implementar y dar seguimiento a los planes de acción.

¿Qué diferencia tu empresa del resto de los consultores en México y Latinoamérica?
En la parte dura, el primer eje de nuestra metodología es la implementación de soluciones. Trabajamos con nuestros clientes en todos los ejes que impactan la rentabilidad del negocio. A diferencia de otras consultorías, no nos dedicamos a hacer recomendaciones o a entregar una propuesta teórica que se convierte en un listado de buenas intenciones. En LCG, garantizamos legalmente a nuestros clientes el retorno sobre la inversión en los proyectos.

Para medir estos impactos definimos al inicio del proyecto en conjunto con nuestros clientes el MEF (Método de Evaluación Financiera). Este MEF es el conjunto de indicadores operativos y financieros que el personal del cliente usará cada semana para medir las mejoras que resultan de la implementación conjunta de las soluciones. “Lo que no se mide no mejora”.
Las soluciones que implementamos pueden impactar el eje del ingreso (ventas, descuentos, devoluciones, márgenes), del egreso (costos y gastos) o ambos, dependiendo del enfoque de proyecto definido.

Contamos con otros dos ejes en nuestra metodología que también nos diferencian de nuestra competencia.

• Manejo del cambio: muchos proyectos fracasan no por la falta de buenas ideas, sino porque el personal del cliente no compra la idea y no se involucra en el diseño y la implementación de soluciones. Este eje de nuestra metodología garantiza una adecuada comunicación e involucramiento del cliente en cada una de las etapas del proyecto, haciendo suyas cada solución implementada y garantizando un cambio de cultura en la organización. Identificamos y trabajamos en cada una de las etapas del proceso de cambio.

• Desarrollo humano: uno de los grandes retos que tienen las organizaciones hoy es saber identificar el talento disponible en el mercado y atraerlo, pero muchas veces es más difícil mantenerlo. Una de las principales causas de por qué un ejecutivo no hace carrera con la compañía es por la falta de un plan de desarrollo. En LCG contamos con una metodología que nos permite identificar las competencias necesarias para cada una de las personas en la estructura de nuestros clientes, así como determinar los gaps con los que cuentan actualmente. En el proyecto desarrollamos e impartimos planes de capacitación y seguimiento en el día a día de trabajo, para mejorar las conductas y habilidades del personal de nuestro cliente.

¿Cuál es el reto más grande para tu empresa estos días?
Definitivamente el crecimiento y seguir consolidando nuestra marca en cada uno de los 22 países en los que nos encontramos. Estamos en búsqueda de nuevos mercados y también queremos ampliar nuestro portafolio de productos.

Hacia lo interno, estamos trabajando para atraer mayor talento a nuestra organización, desarrollarlos más rápido en el conocimiento de nuestra metodología y las competencias que requerimos. Estamos conectando por medio de un modelo de competencias todo nuestro sistema de selección y reclutamiento, con los de inducción, capacitación, evaluación y coaching, hablando el mismo lenguaje de punta a punta, integrando toda la información de nuestros consultores y sin importar en qué país y proyecto se encuentre, podamos maximizar su desarrollo. Contamos con un sistema de Knowledge Management vía web que nos permite administrar una matriz de experiencia teórica y práctica por consultor para garantizar su desarrollo.

¿Qué relación tiene el reto de crecer y desarrollar a nuestra gente? Todo, nuestra gente es la materia prima y los arquitectos que pueden garantizar este crecimiento. Todo el personal que ocupa puestos clave en la organización de LCG ha sido formado por nosotros y queremos que así siga.

¿Cómo inició tu carrera en esta industria?
Estudié en el ITESM Campus Monterrey y en mis últimos semestres tuve la oportunidad de participar en tres importantes proyectos.
• Implementación de un sistema de calidad para Kir Alimentos
• Estudio de terrenos en México para el análisis de factibilidad y la implementación de un CIMARI (Centro Integral para el Manejo y Aprovechamiento de Residuos Industriales) en el departamento de Energía del corporativo de Cemex.
• Implementación de ISO-9000 en una planta de concreto.

Esto despertó mi pasión por la consultoría, me gustaba tener retos a corto plazo donde pudiera implementar mejoras en los procesos que se tradujeran en mayor eficiencia en la operación de las compañías.

Estuve buscando consultorías que se dedicaran a implementar y varios amigos me recomendaron LCG. Me presentaron a Bob (Robert Mitchell) y me dio la oportunidad de trabajar para LCG, comenzando como Consultor Jr. en julio de 1998.

Fui promovido a diferentes puestos por los siguientes años –Consultor, Consultor Senior, Gerente de Operaciones, Gerente de Análisis, Director de Análisis– y desarrollándome en diferentes mercados como Perú, Colombia, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Nicaragua, Puerto Rico, República Dominicana y México. Durante ese tiempo, tuve la oportunidad de llevar a cabo proyectos de implementación de sistemas de gestión en todo tipo de industrias, en compañías familiares, regionales y multinacionales; posteriormente me dediqué a realizar los diagnósticos y vender los proyectos para LCG.

En mayo de 2004, Bob nos invitó a 5 directores a ser socios del negocio. En un principio participé en la sociedad y operé en Honduras, Costa Rica y Panamá; en 2007 me invitó a participar en la sociedad de México y pasé a ser Managing Partner del País.

¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción al frente de esta empresa?
¿Te imaginas tener la oportunidad de conocer cientos de compañías, en muchos casos hablar con los que la fundaron y con las generaciones de la familia que actualmente la operan? ¿Conocer toda su historia, poder realizar un diagnóstico de sus operaciones y acompañarlos a implementar mejoras que los ayude a ser más exitosos? Cada uno de mis clientes ha representado una satisfacción muy grande, tanto en lo personal como en lo profesional. Realmente me apasiona este negocio.

Quizá uno de los mayores retos y satisfacciones que he tenido es hacer el turnaround en una compañía familiar. Fue un proyecto muy difícil donde al principio, y por temas inherentes al negocio, observamos que se estaba desbaratando la familia, tanto en la segunda como tercera generación, en un inicio parecíamos árbitros. Fue impactante ver cómo al implementar el sistema de gestión y hacer el turnaround, el desgaste familiar se fue reduciendo poco a poco y comenzamos a ver una armonía entre ellos, así como una buena relación en lo profesional que los hizo recuperar su relación en lo personal (había integrantes de la familia que tenían años sin hablarse). Esto nos abrió la oportunidad de definir un modelo de gobierno adecuado y establecer su protocolo familiar.

BCM, BCM 65, Especial