Cinco tips para plasmar tus propósitos de Año Nuevo

Si formas partes de los millones de personas que prometen mejorar en el año que viene, te tengo una mala noticia. De acuerdo con un reciente estudio del Diario de Psicología Clínica de la Universidad de Scranton, existe un 92 % de probabilidad que no te mantengas fiel a esta promesa.

Aproximadamente un 45 % de los estadounidenses forma propósitos. El primero de ellos es la pérdida de peso y el permanecer en buena condición física ocupa el quinto rango.

“Desde luego, estas cifras representan un promedio; no tienes que ser un individuo promedio”,  expresa el Dr. Virender Sodhi, fundador de la Clínica Médica Ayurvédica y Naturopática (ayurvedicscience.com), que ofrece medicina complementaria y alternativa.

“Hay muchas cosas que los individuos pueden hacer para mejorar sus probabilidades de éxito si determinan tener mejor salud y condición física”.

Sodhi, autor de la nueva guía “Ayurvedic Herbs: The Comprehensive Resource for Ayurvedic Healing Solutions” (www.ayush.com), considera que podemos acercarnos mucho más a una sociedad sin enfermedad al seguir las leyes de Madre Naturaleza. El usar los propósitos de Año Nuevo para comprometerse a tener una mejor salud es una forma de llevarnos a ello. Sodhi ofrece cinco tips para permanecer fiel a tus objetivos:

  1. Aléjate de la idea de satisfacción inmediata y evita las metas poco realistas. No esperes pasar de 0 a 100 (tu imagen física ideal) en unos cuantos meses, especialmente si tienes poco entrenamiento. La salud es una obra de amor a largo plazo; comprométete con el amor y espera los resultados.
  2. • Toma buenos hábitos. La gente establece propósitos porque considera que son importantes, pero son difíciles. Con cada semana que pasa, gente abandona sus promesas de mejora personal. Busca fijar metas adecuadas. Si quieres perder 30 kilos, enfócate en los primeros tres y luego en los que siguen. Asegúrate de establecer hábitos nuevos y positivos; éstos tomarán más o menos 28 días en arraigarse. Una vez que hayas preparado tu mente, lograr tus metas resultará mucho más sencillo.
  3. Lo que deberías esperar de tu “obra de amor”: frecuencia, intensidad y tiempo. Éstas son las tres cosas en las que tendrás que “invertir” para perder peso o ganar músculo. De forma general, ejercita al menos 30 minutos de tres a cuatro veces a la semana. Asegúrate de iniciar con una intensidad apropiada a tu estado de salud. No creas que ejercitarse mucho tiempo es sistemáticamente mejor. Lo importante es la calidad. Incrementa el tiempo y la intensidad cuando alcances fácilmente tus objetivos.
  4. Solidifica tus ganancias con un refuerzo positivo persistente. Aprende a premiarte de una nueva manera, al prestar atención a los progresos de tu cuerpo. Percátate de tus mejoras en cuanto a nivel de estrés, respiración, energía, vida sexual, estado anímico y fuerza en general. Si bien dichas mejoras resultan generales y palpables, aumentan con el paso del tiempo y pueden resultar sutiles. No dejes que ocurran sin un reconocimiento personal de tus logros.
  5. Apóyate en suplementos. Desde luego, todos los esfuerzos de salud están vinculados a tu bienestar general. Cuando “inviertes” en comer más verduras, refuerzas tu compromiso con el ejercicio. Considera prácticas como el yoga y la meditación para reforzar tu salud; te brindarán beneficios inesperados. Además, suplementos como el kelp, el extracto de té verde, la Commiphora mukul (guggul) y la Bauhinia variegata (pata de vaca) pueden proporcionar aún más ventajas para la salud. Finalmente, especias como el ajo, la cebolla, la pimienta negra, el jengibre, la canela y el chile en polvo ayudan a estimular el metabolismo.
BCM, cultura, Destinos, Especial