EMWA FEST 2014

No cabe duda que, a medida que pasa el tiempo, la industria relojera cobra cada vez mayor vuelo en el mundo. Y, desde luego, México no ha sido una excepción. En nuestro país, el término “Alta Relojería” también ha adquirido una importante relevancia y ha visto su lugar crecer notablemente en el mercado.

 

Las complicaciones relojeras, la innovación en materiales, las tendencias en la industria, así como los gustos por parte de los coleccionistas, han contribuido en gran medida a desarrollar una cultura relojera que va permeando de forma creciente a las generaciones actuales y futuras.

 

Durante todos estos años de marcado desarrollo del mercado, Emwa se ha mantenido a la vanguardia, al ofrecer las marcas relojeras más prestigiosas del mundo y, por quinta ocasión consecutiva, organizó EMWA FEST, el evento privado más importante de la Alta Relojería en América Latina.

 

Esta emblemática exposición anual de piezas de Alta Relojería permitió una vez más emprender un viaje por la historia de la industria tradicional, al presentar desde acabados de relojes de carátulas “esmaltadas a Gran Fuego” hasta mecanismos decorados a mano, con detalles tan impecables como imperceptibles.

 

Los apasionados de tecnología relojera no fueron olvidados y pudieron observar piezas que se distinguen por brindar una perfecta fusión entre procesos ancestrales de fabricación y técnicas renovadas en pos de una mejor cronometría o por incluir fusiones de materiales y aleaciones antes imposibles de crear.

 

En 2014, 17 de las marcas más destacadas del universo de la relojería develaron los principios mecánicos de sus relojes, presentando elaboradas complicaciones como el Tourbillon o inclusive más antiguas, entre ellas la célebre Fusée-chaine.

 

En este auténtico festejo de la Alta Relojería, los clientes más selectos de nuestra marca tuvieron la oportunidad de apreciar proezas de la ingeniería mecánica y física, al ver, por ejemplo, cómo un reloj puede programarse para convertirse en calendario perpetuo o conocer una educación de tiempo que determina la hora sideral y la hora civil.

 

Cabe mencionar que ofrecer y exhibir piezas nuevas de tan variada concepción y edición limitada constituye todo un reto que nuestra compañía enfrenta con entusiasmo y refrenda el compromiso de satisfacción de clientela que nos caracteriza.

 

En su quinta edición, nuestro evento se vio engalanado por la presencia de cerca de 200 invitados quienes, a lo largo de los cinco días del EMWA FEST, vivieron una experiencia sin duda memorable.

BCM, cultura, Especial