SONREIRÁ LILY DESDE EL CIELO

El dron y la cámara se unieron para crear a Lily Camera, un producto que revolucionará la forma de grabar videos y tomar fotografías.

Lily Camera aún no ha llegado al mercado, pero ya se encuentra en preventa por 499 dólares y tiene fecha de entrega para febrero de 2016. No obstante, su fecha exacta de lanzamiento se desconoce, aunque, cuando finalmente salga, debería comercializarse por 999 dólares.

A juzgar por su diseño, parece que Lily Camera tendrá una personalidad simpática y servicial, pues sus sensores y su cámara forman una cara sonriente. Los ojos, que se encienden en color azul, en realidad son los sensores de movimiento que utiliza para rastrear el dispositivo que lo conecta al objetivo. La boca es el orificio por la cual se asoma la cámara.

El tiempo de vuelo de Lily Camera es de 20 minutos con una carga completa de su batería de litio integrada. Ésta toma dos horas para su recarga completa.

La cámara, resistente al agua, puede soportar casi todo tipo de ambientes y climas. Sea como sea, se recomienda que no se utilice en condiciones de viento superior a 24 km/h, aunque haya superado pruebas con vientos de más de 32 km/h.

Sus pequeñas dimensiones y su fácil transporte vuelven aún más atractiva a Lily Camera: mide 26 cm de largo por 8.18 cm de ancho y sólo pesa 1.3 kilos. Además, puede guardarse con facilidad en cualquier mochila o maleta y ser llevada de paseo sin dañarse.

El máximo de altura que alcanzará es 15 metros, mientras que lo mínimo es de 1.75 metros. Además puede apartarse hasta 30 metros de distancia del objetivo. Su velocidad puede ascender a los 40 km/h, pero dependerá ante todo de la velocidad de quien esté siguiendo.

La resolución de Lily Camera es de 12 megapixeles en fotografía y 1080 pixeles en video, y puede grabar hasta 60 cuadros por segundo, o 720 pixeles por 120 cuadros por segundo.

Lo más práctico de Lily Camera es su rápido encendido: no requiere de preparativos antes de elevarse por los aires; el usuario se limitará a prenderla y, cuando ella capte la señal de rastreo, estará lista para ser lanzada al cielo, volar por sí sola y traer de vuelta fotografías, y emociones, inolvidables.

BCM, BCM 67, Especial, Tecnología