DESARROLLA TU PODER PERSONAL

El poder personal es una habilidad de liderazgo básica que cada persona requiere antes de dirigir a otros individuos. Consiste en ser capaz de dirigirte a ti mismo.

Es posible controlar y aprender a usar nuestro poder personal al entender y trabajar en nuestras habilidades en materia de Inteligencia emocional (IE).

Hace poco, cuando trabajaba en el ámbito corporativo, existía un fuerte impulso por integrar la IE al programa de formación del liderazgo de la organización como un conjunto de talentos y características que reforzaran el desempeño de dicho liderazgo.

La IE es “la capacidad de monitorear los sentimientos y emociones personales y de los demás, distinguir entre ellos y usar esta información para guiar el pensamiento y las acciones personales”, de acuerdo con los psicólogos John D. Mayer y Peter Salovey, quienes codesarrollaron y fueron dos de los tres autores de la Prueba de Inteligencia Emocional.

La formación en IE que recibí y sus aplicaciones prácticas en mi trabajo de equipo aún tienen ecos en mi vida personal, Se convirtieron en talentos que aplico metódicamente a situaciones de mis existencias personal y profesional.

Existen varios modelos de IE, pero el que sigo es el modelo mixto creado por Daniel Goldman, una mezcla de habilidades y características. He aquí los principales factores propuestos por Goldman, junto con mis opiniones sobre cómo cada persona puede desarrollarlos:

  • Conciencia de sí mismo: Es la capacidad a conocer sus emociones, fuerzas, debilidades, impulsos y objetivos, y reconocer su impacto en los demás al tiempo que permites que tus instintos guíen tus decisiones.

Para ser consciente de quien eres, debes evaluarte honestamente para determinar tus fuerzas y tus debilidades, entre ellas la impotencia y la inercia, así como determinar sus causas. Entonces tendrás que elaborar un plan para vencer tus temores que obstaculizan tus valores y te impiden acceder a tus logros.

  • Autorregulación: Significa controlar o encauzar tus emociones e impulsos personales para adaptarlos a las circunstancias cambiantes.

En pocas palabras, necesitas ejercitar tu disciplina personal, saber cómo controlar tus emociones y ser flexible para adaptarte a los cambios. No puedes seguir en la misma trayectoria si los hechos o circunstancias han cambiado. Necesitas modificar tus planes en consecuencia.

  • Habilidades sociales: Es decir, manejar las relaciones para impulsar a la gente en la dirección deseada.

Tus habilidades sociales remiten a tus habilidades interpersonales o tu capacidad de relacionarte o conectar con la gente, con el fin de motivarla a hacer esfuerzos que te ayuden a alcanzar objetivos que requieran asociación y colaboración.

  • Empatía: Consiste en considerar los sentimientos de los demás, especialmente al momento de tomar decisiones.

Algunas personas creen que la empatía puede ser enseñada, pero no estoy de acuerdo. Ponte en los zapatos de otra persona y trata de considerar la situación desde su punto de vista. ¿Estará sintiendo miedo? ¿Vergüenza? ¿Culpa? ¿Cómo te hacen sentir esas emociones? Entender y tomar en cuenta las preocupaciones de los demás es esencial en la IE.

  • Motivación: Tener el impulso de hacer una cosa por el gusto de lograrla.

En pocas palabras, ¿qué te motiva? ¿Cuáles son tus referencias de éxito? Una vez que alcanzas ciertos niveles de éxito, tienes que establecer continuamente nuevas referencias para seguir aspirando a la excelencia personal. Practica primero tus habilidades en IE en ti mismo y desarrollarás un mayor poder personal. Eso, a su vez, puede llevarte a logros que nunca hubieras creído posibles.

Lynda Chervil es autora de “Fool’s Return”, una novela que incluye valiosas lecciones de vida en un apasionante relato en torno a la tecnología, el movimiento verde y otros aspectos de la sociedad contemporánea.

BCM, BCM 69, cultura, Especial