Audífonos, el boom que te atrapará

Hoy es común que todo el mundo use audífonos; incluso mi hija de 4 años ya me pidió los suyos “porque los de mamá me quedan muy grandes”.

Aún recuerdo bien mis primeros audífonos, eran unos Koss PortaPro que conectaba a mi walkman Sony. Usaba las famosas cintas Maxell de cromo o, cuando andaba muy exigente, me gastaba mi dinero en los carísimos casetes japoneses That´s Suono de metal.

Hoy, los audífonos vienen en todos tamaños, colores, calidades y precios. Y es un mercado en expansión. Un estudio de IBIS World señaló que las ventas de audífonos se dispararon en 2012 y siguen en ascenso. Como dato, en 2009, el mercado ascendía a poco más de mil millones de dólares, una cifra que, para 2014, había aumentado a más de mil 700 millones de dólares. La tasa de crecimiento anda por el 9% y, en menos de 2 años, alcanzará la magia de las dos cifras.

¿A qué se debe el boom de los audífonos y todo el pequeño universo que los acompaña? Varios factores se han entrelazado para conformar esta tendencia: el uso masivo de los smartphones, la llegada de los servicios de música bajo demanda como Spotify y las poderosas estrategias de mercadotecnia de empresas como Beats, Bose y Apple.

En 2012 el iPhone era el rey de los smartphones, aunque seguía siendo el icono de una comunidad muy cercana a todo el universo Apple. Fue entonces cuando los smartphones Android pulverizaron el mercado, encabezados por el Samsung Galaxy 3. A partir de ese año, cada vez más gente utilizó smartphones. La industria se expandió y ofreció posibilidades de dispositivos más económicos y de las más diversas marcas.

Si bien es cierto que, desde la llegada del iPod en 2001, los audífonos experimentaron abrumadores crecimientos, el mercado seguía dominado por marcas “tradicionales” (con Bose como estandarte); una década después, los audífonos se han vuelto un accesorio de moda que marca el estilo, cosa importantísima para los adolescentes que están definiendo asuntos de personalidad y carácter. Desde 2008, Beats by Dre se apoderó de la escena, confirmando que los jóvenes querían audífonos para presumir, para sentirse parte de una comunidad, para afianzar su estatus y para sumarlos a su outfit cotidiano. Huelga decir que Beats se posicionó como LA marca de audífonos. Luego se agregaron los nombres de Skullcandy y similares.

Si eres de los que desea darle nueva vida a la música que tienes en tu smartphone, mi recomendación es que te hagas de unos audífonos intraauriculares de verdad, como los Bowers & Wilkins C5 S2: ultraportátiles, de diseño elegante y de calidad de audio suprema.

Si, en cambio, quieres tener música exquisita a partir de la biblioteca que tienes en tu computadora, a ojos cerrados cómprate el súper compacto amplificador de audífonos y DAC portátil Explorer 2 de Meridian y combínalo con el sonido maravillosamente abierto y espacioso de los audífonos P5 S2 de Bowers & Wilkins.

Finalmente, si lo tuyo es la búsqueda de la perfección y de la máxima emulación de la música en vivo en casa, Marantz tiene el HD-DAC1, un amplificador de audífonos con DAC para uso en la sala del hogar que, combinado con los audífonos Bowers & Wilkins P7, resulta en un sistema que compite en calidad de audio con grandiosos y costosísimos sistemas de Ultra High End.

¡Tus oídos te lo agradecerán!

www.multimedia.com.mx/blog

BCM, Especial, Tecnología