Desde la Nube

Estimado lector, desde hace un par de años se escucha mucho el tema de la llamada “nube”, pero pocos realmente saben lo que significa y cómo revoluciona la forma de hacer negocios y la rentabilidad de las empresas.

La “nube” básicamente es el uso de servicios disponibles en internet para realizar casi cualquier cosa imaginable. Tomemos un ejemplo muy sencillo y popular: Dropbox. Éste es un servicio de almacenamiento de archivos pero, en vez de almacenar nuestra información en algún dispositivo como un USB, discos u otro medio, como tradicionalmente se hacía, ahora se cuenta con un servicio que sincroniza nuestros archivos desde cualquier dispositivo. Es decir, si yo guardo una propuesta de trabajo en la carpeta Dropbox de mi computadora, dicha carpeta “subirá” o realizará una copia de mi documento en un servidor de Dropbox, de tal manera que, cuando me conecte a mi cuenta Dropbox en cualquier otro dispositivo, tendré de forma automática acceso al archivo que subí anteriormente.

En este ejemplo, mi documento está “físicamente” en dos lugares, en mis dispositivos y en los servidores de Dropbox, lo que brinda tranquilidad al saber que, ante cualquier eventualidad, tendré mis archivos siempre disponibles cuando tenga una conexión a internet.

Existen muchos otros servicios que actualmente revolucionan la forma de realizar negocios. Tomemos un ejemplo relativo a la administración de proyectos: servicios en la nube que nos permiten dar de alta a varias personas en un proyecto, ya sean proveedores, compañeros de trabajo, clientes o cualquier otra persona requerida. Este sistema funciona mediante una página internet donde los participantes se dan de alta y comienzan a interactuar para llevar el proyecto a un final exitoso. En dicho sistema, se puede desde asignar tareas específicas a cada persona, medir tiempos que cada usuario tarda en su tarea, definir fechas importantes, subir documentos de importancia y/o interés, así como un sinnúmero de actividades que permitan controlar lo más posible un proyecto para optimizar su rentabilidad y disminuir los factores de riesgo.

Lo interesante de estos sistemas es que están disponibles en cualquier lugar que cuente con conexión internet, facilitando así la comunicación entre todas las partes, dejando una documentación de todo el proceso y permitiendo, una vez concluido el proyecto, analizar los factores de éxito y los aspectos a mejorar.

La gran mayoría de estos sistemas funcionan mediante renta mensual, ya sea por proyecto o usuario. Terminan siendo más rentables para las empresas, ya que, tradicionalmente, para tener acceso a este tipo de herramientas, la compañía tenía que adquirir sus propios servidores, terceras personas que configuraran el servidor, un proveedor que vendiera, instalara y capacitara sobre el software, además de preparar las conexiones adecuadas si se requería acceder a ese programa desde fuera de la oficina. Ahora existen empresas especializadas en este tipo de software que, en vez de vender productos con altos márgenes de ganancias, han sabido aprovechar la alta conectividad y “migrar” su modelo de negocios a un ámbito con menores márgenes, pero con un volumen mucho mayor al que podía imaginarse hace tan sólo un par de años.

Esta nueva forma de trabajar, desde cualquier lado, teniendo todas las herramientas disponibles en línea, ha roto los paradigmas tanto de la era industrial como de la era de la información en cuanto a métodos tradicionales de trabajo en un lugar fijo (oficinas), con un horario fijo, y se enfoca en lo que realmente genera un valor tanto para la empresa como para los proyectos e individuos.

El único inconveniente de estos sistemas es que existen tantos para tantas actividades que, muchas veces, resulta abrumador para el usuario decidir cuál es el más adecuado para las necesidades actuales y las futuras. Para ello, se requiere un consultor comprometido con ayudar a las empresas a obtener el máximo rendimiento de los sistemas a implementar y, dicho sea de paso, que colabore con la adopción para los usuarios. ¡Estamos a tus órdenes!

Puedes contactar y seguir a Guillermo Llaguno por Facebook (Facebook.com/OllieMx), Twitter (@Ollie_mx) y en el sitio www.ollie.mx.

Guillermo Llaguno

info@ollie.com.mx

BCM, Especial, Tecnología