Neo-Bridges Automatic Titanium

Girard-Perregaux_Neo-Bridges_angle_1000

El reloj Neo-Bridges ha sido diseñado como una transcripción contemporánea de los códigos estéticos tan apreciados por la Manufactura. Para magnificar estos principios de diseño, los ingenieros y relojeros han dotado de acabados alternos pulidos y satinados a la caja de titanio finamente realizada de 45 mm de diámetro y 12,17 mm de grosor.

Este modelo cuenta con un cristal de zafiro «Box» y una esfera minimalista, así como con un fondo de caja de cristal de zafiro transparente que le proporciona una amplia zona para leer la hora y descubrir este fascinante mecanismo de 208 piezas. Este mecanismo representa el arte de aprovechar y propulsar hacia el futuro toda la fuerza estética de los relojes históricos que han forjado el prestigio de la Manufactura Girard-Perregaux desde hace más de 225 años.

Girard-Perregaux_Neo-Bridges_front_1000

Equipado con el nuevo movimiento de simetría perfecta GP08400 que gracias a la acertada colocación del microrrotor en el mismo eje que el tambor de barrilete, garantiza una reserva de marcha de 50 horas.

La arquitectura ciertamente captura la mirada, sobre todo porque está reforzada con acabados contemporáneos entre los que se incluyen el pulido con chorro de arena, el tratamiento NAC de la platina y un revestimiento de PVD de los puentes curvados con delicadeza. Este conjunto, con su sofisticado diseño gráfico, transmite un encanto infinitamente hipnótico gracias a la presencia en las 6 h de un gran volante de inercia variable de 10,15 mm de diámetro que oscila a una frecuencia 21600 vibraciones por hora. El tamaño generoso del volante hace que sea menos sensible a las perturbaciones y, por tanto, más preciso. Vestido con una correa de piel de aligátor negra cerrada con un hebilla desplegable triple de titanio.

 

Actualidad, Tecnología