Cómo adaptar tu rutina fitness a las vacaciones

1200-b

Ya sea en el campo, la ciudad o en la playa, no es necesario que abandones tu rutina de ejercicios si te hace sentir bien. Las vacaciones son para descansar y desconectarte pero eso no tiene porqué significar que, después de todo el esfuerzo que hiciste durante el año, abandones tus actividades de repente. En cualquier lugar puedes adaptar tu rutina, además, si tienes estos increíbles paisajes ¿por qué no aprovecharlos para explorar nuevas y diferentes rutinas de ejercicio?

En el campo:

En el campo puedes aprovechar las montañas y los obstáculos naturales que tiene, hay diferentes tipos de ejercicios que puedes realizar en este lugar:

Excursiones: las caminatas largas en la montaña le agregan un tanto de dificultad al ejercicio. Lo entretenido es que, normalmente, no lo haces sola. Con este tipo de ejercicio puedes llegar a quemar entre 150/200 Kcal. en una hora, según la distancia y tiempo que te tome la excursión.

Escalar: este tipo de ejercicio sirve para tonificar tus músculos, ya que el nivel de dificultad es mucho más elevado que el anterior. Tienes que estar seguro de dónde pisas y dónde te apoyas. En este caso, la quema de calorías es mayor, puedes llegar a quemar de 300 a 400 en una hora.

TRX entre los árboles: lo único que necesitas para hacer este ejercicio son unas cintas. Sirve para tonificar el cuerpo utilizando tu propio peso. Tienes que verificar que el lugar donde realices estos ejercicios sea estable. Con esta opción puedes quemar entre 100 y 150 calorías por hora.

En la ciudad:

Cuando te vas de vacaciones a otra ciudad grande lo más seguro es que en el hotel donde te hospedes tengan un gimnasio. Allí puedes aprovechar y seguir con tu rutina de ejercicio como siempre. También puedes optar por visitar parques para conocerlos y aprovechar las áreas verdes o recorrer la ciudad en bici.

Caminar: puedes realizar una rutina de caminata tranquila y constante. Este tipo de ejercicios, un poco más tranquilos, requiere que los complementes con una alimentación un poco más estricta, ya que la quema de grasa es menor. Lo ideal es hacer sesiones que duren entre 45 y 60 minutos. La cantidad de calorías que quemes dependerá del tiempo, peso y ritmo de la caminata. Si realizas sesiones de, por lo menos, 5 kilómetros puedes llegar a quemar hasta 350 calorías.

Rutina de pesas: te sorprenderás al saber que con rutinas de pesas puedes tonificar todo el cuerpo. Muchas mujeres piensan que la pesas no sirven para adelgazar pero, por el contrario, al mismo tiempo que tonificas tu cuerpo también pierdes grasa, sobre todo cuando trabajas partes grandes como los cuádriceps, glúteos, pecho y abdomen.

Pilates al aire libre: las amantes de Pilates saben que la lista de los beneficios es extensa, como ayudarte a tener mejor flexibilidad, movilidad, mejorar tu postura y tonificar y fortalecer los músculos, incluso esos músculos que no sabías que tenías. Cuando vas mejorando tus habilidades, también aumentará tu autoestima, la confianza en ti misma y la habilidad de coordinar todas las actividades del día a día. Este ejercicio ayuda, también, a que te mantengas saludable mentalmente y a controlar tus emociones.

Conocer la ciudad en bici: cuando andas en bici quemas grasa, incluso, después de la actividad física, ya que el gasto calórico sigue aumentando. Además, este es uno de los ejercicios que más ayudan a secretar endorfinas y serotonina. Muchos pensarán que con este tipo de actividad lo único que ejercitas son las piernas, pero al hacer el esfuerzo de mantener tu cuerpo en una buena postura también estas contrayendo los músculos del abdomen y espalda.

En la playa:

Si tu próximo destino es la playa puedes aprovechar todos los deportes acuáticos que el mar te ofrece, incluso el buen clima y el paisaje pueden motivarte para realizar alguno de los siguientes ejercicios:

Paddle boarding: este ejercicio es mucho más sencillo que el surf. Necesitas tener las piernas y el abdomen bien tonificados para poder conservar el equilibrio sobre la tabla.

Yoga: como todos sabemos, el yoga fortalece la unión entre mente, cuerpo y alma. perder peso, poder tener un cuerpo fuerte, flexible y saludable, evidenciar una piel suave y brillante, y aquietar la mente son algunos de sus beneficios. Además, produce una especie de efecto calmante, las personas se sienten mejor después de hacer ejercicio físico.

Surf´s Up: esta nueva técnica ha llegado para quedarse. Ayuda a mejorar el equilibrio combinando el fitness con técnicas de surf. Consiste en usar una tabla de surf sobre la arena, sin la necesidad de estar en el mar.

Correr: combinar este ejercicio con la vista del mar es una de las mejores formas de disfrutar de tus vacaciones. Una buena opción es trotando en la orilla de la playa, si haces esto durante una hora puedes llegar a quemar entre 200 y 250 calorías.

Salud